EL JEET KUNE DO NO ES PARA TODO EL MUNDO, ¿POR QUÉ?

El Jeet Kune Do es un arte marcial poco vistoso y con pocas “técnicas” en sí para aprender, pero el aprendizaje es lento y requiere mucho por parte del instructor y del alumno para que haya resultados. Y es muy fácil desviarse del camino y empezar a enseñar/aprender otras cosas e ir añadiéndolos al arsenal con estructuras diferentes que no encajan.

Algunas razones porque Jeet Kune Do no es para todo el mundo:

  1. Somos DISTINTOS, nuestra biomecánica y coordinación nos limita.
  2. Tenemos INTERESES distintos, no ha todo el mundo les gusta practicar artes marciales.
  3. Y si aprendemos artes marciales, los hacemos por RAZONES distintas: Los hacemos por . . .
            - hacer deporte
            - estar en buena forma física
            - perder peso
            - hacer “artes marciales” – algo místico
            - tradición; cinturones, trajes y cultura
            - defensa personal
  4. Jeet Kune Do (el arte de Bruce Lee) necesita mucha PACIENCIA y constancia para ser dominado.
  5. No es cuestión de ACUMULAR técnicas, sino aprender muy bien lo básico y saber aplicarlo
  6. Jeet Kune Do es un arte marcial de contacto y no a todo el mundo le gusta
  7. No es suficiente de ser un “luchador”, también tienes que ENTENDER la filosofía
  8. Después por razones personales de FAMILIA, TRABAJO y el SITIO donde uno vive uno no puede asistir a clases de Jeet Kune Do


Bruce Lee decía que no más de 1 de cada 10.000 al final harán Jeet Kune Do . . .